¿Por qué vivimos en crisis?

¿Cuantos años tenés? Si la respuesta es 40 o menos de 40, viviste toda tu vida en un país con su economía en caída libre. Los más veteranos tampoco pueden tirar manteca al techo. En los últimos setenta años, la Argentina se transformó en el segundo país con mayor cantidad de crisis económicas acumuladas, en el mundo.



Las crisis de los países no son muy distintas a las que sufrís vos en tu casa, que se producen cuando:


- un evento extraordinario afecta tu bolsillo.

- te roban.

- gastas más plata que la que te entró.

Pero Argentina es un caso muy particular porque la crisis se hizo crónica. Ésto no pasa en otros países de América, para que te dés una idea si Argentina hubiese tenido las mismas crisis que Uruguay hoy nuestro PBI por habitante sería similar al de España.


¿Y por qué vivimos en crisis?

No se puede atribuir a eventos extraordinarios porque la crisis ya lleva décadas. Tampoco a la corrupción, que es más un parásito que impide el crecimiento.


En mi opinión la crisis se genera porque el sistema político argentino tiene capturado al Estado y al sistema republicano. Ésto significa que los gobernantes despilfarran el dinero público sin ningún tipo de límite ni control, y cuando los recursos ya no le alcanzan te cobra más impuestos, emiten moneda y toman deuda. Eso genera CRISIS.


En mi opinión la crisis se genera porque el sistema político argentino tiene capturado al Estado y al sistema republicano. Ésto significa que los gobernantes despilfarran el dinero público sin ningún tipo de límite ni control, y cuando los recursos ya no le alcanzan te cobra más impuestos, emiten moneda y toman deuda. Eso genera CRISIS.

Veamos las estadísticas:


- el Estado nacional triplicó su gasto en los últimos 25 años.

- la provincia de Santa Fe lo multiplicó por 2,2 en los últimos 20.


Éste aumento del gasto obviamente fué acompañado por un aumento en los IMPUESTOS. En los últimos 25 años el Estado te los aumentó un 37,5%.


Hoy los argentinos pagan 165 impuestos, que significan el 35% de todo lo que producen. De cada cien pesos que ganás al año 35 los ponés en el bolsillo del Estado.


¡Pero pará! Eso no es todo. El impuesto más importante que te cobra el Estado es la INFLACIÓN.

Cuando no les alcanza con la plata de los impuestos no se ajustan el cinturón como lo harías vos. Ellos tienen la máquina de emitir moneda.

El tema es que al haber más billetes circulando, el valor del peso cae. Conclusión, la plata que tenés en el bolsillo pierde su valor y eso provoca el aumento de precios.


Pero pará pará ¡¡no te vayas!! Es que con los impuestos y con la inflación, a los “cerebros” que nos gobiernan ¡¡tampoco les alcanza!!! Entonces tienen que tomar DEUDA. ¿Sabés cuánto le debe cada argentino a los acreedores externos? Agarráte... Ocho mil dólares.

Hace no muchos años la deuda pública era el 10% del PBI, hoy es el 90%.


Claro, con lo que agarran de impuestos, emisión de moneda, toma de deuda y otras yerbas, a los cráneos gobernantes les alcanza para hacerte un hospital, una escuela, algún recital pedorro, propaganda vendiéndose como las mejores gestiones del mundo, etc. Mientras tanto esparcen pobreza, inflación, inseguridad, etc.

Mamita...

Como no te quiero apabullar voy a dejar para otro posteo lo más grave. ¿Hay algo más grave?! Si claro, la ineficiencia también es cara.


Décadas atrás el Estado era tres veces más chico y te brindaba servicios de excelencia.


Hoy:

- la salud pública es paupérrima y por lo tanto te tenés que conseguir una obra social que te pagás vos aparte de los impuestos.

- la educación pública es mala y tenés que pagar educación privada.

- la inseguridad es atroz y tenés que hacer cada vez más gastos para protegerte.


¿No te parece que es hora de decir HASTACA?


Ésto lo logramos cambiando el sistema político, que es la base de todos los males.

152 vistas0 comentarios

SUSCRIBITE A MIS POSTS

¡Te van a llegar por correo! 

© 2020 by Eugenio Malaponte.